domingo, 20 de diciembre de 2009

Los de la derecha no funccionen bien como procuradores de derechos humanos



Sirven mejores los libertarios liberales y los de la izquierda.

Reportaje de ZETA. Semana del 11 al 17 de diciembre de 2009:

La de Derechos Humanos no ha tenido resultados, y sigue línea oficial

Procuraduría “Light”


En seis meses al frente de la PDH, Heriberto García no ha emitido una sola recomendación; ante la falta de apoyo del Procurador hacia grupos vulnerables de la sociedad, ya le califican como pasivo e insensible y que actúa de manera parcial, siempre cediendo ante los intereses del Gobierno. En general, le piden asumir una postura más crítica hacia las autoridades que cometen abusos contra la ciudadanía, y dejar de lado los actos “lucidores” para dar seguimiento a los casos de recomendaciones por los motines de la penitenciaría en 2008, y en el tema del aborto.

por Francisco Sandoval Alarcón

A medio año de ser el Procurador de los Derechos Humanos en Baja California, Heriberto García García, ha encabezado una administración más apegada a los intereses de los gobiernos panitas en el poder, que a las demandas ciudadanas que exigen respeto a sus derechos humanos.

Al menos eso opinan activistas y líderes sociales bajacalifornianos, quienes entrevistados por ZETA recomendaron al Ombudsman local “sacudirse la línea” impuesta por el Gobierno del Estado y le exigieron una postura “crítica” ante los claros atropellos cometidos por las autoridades estatales y municipales.

Los entrevistados calificaron como “sospechoso” e “inusual” que en seis meses de gestión el nuevo Procurador y ex representante de la CNDH en el tema migratorio, no haya emitido recomendación alguna, pues Baja California es una de las entidades “más atrasadas” en materia de derechos humanos.

Aparte, señalaron que García García ha sido “pasivo” e “insensible” cuando se trata de apoyar las demandas de grupos vulnerables, como son las víctimas de delitos, los familiares de desaparecidos, la comunidad lésbica-gay y los grupos indígenas nativos y migrantes que radican en el Estado.

No sólo eso, también denunciaron que en su afán de afianzarse con los gobiernos panistas en turno y garantizar su ratificación por otros tres años, García ha cedido autonomía de la PDHBC, lo que se demuestra con el nulo interés que ha tenido para dar seguimiento a las quejas y acciones interpuestas por su antecesor en el cargo.

Actividad limitada

No se ha visto “gran cosa” en el trabajo que hasta el momento ha desempeñado el procurador de los Derechos Humanos en Baja California, Heriberto García García, consideró el representante legal de la Asociación Esperanza y Vida contra la Impunidad con sede en Mexicali, Miguel Ángel García Leyva.

“Su actividad se ha visto limitada al afianzamiento de las relaciones con las autoridades y el gobierno en turno”, señaló a rajatabla el entrevistado.

No es para menos. Dijo que en su afán de acercarse a las autoridades en turno, García García ha cedido la autonomía de la Procuraduría y consideró que “no existe una real proyección ante la sociedad de impulsar una cultura de los derechos humanos”.

“Se ha mostrado pasivo. Actúa de manera parcial. Se está limitando mucho ante una inmensidad de ilegalidades, sin que se vea el accionar real del presidente de la Procuraduría de los Derechos Humanos”, denunció el Abogado que ha documentado la desaparición forzada de cientos de personas en el Estado.

Aseguró García Leyva que la pasividad de García García no es nueva. Como representante de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) su papel “se enfocó principalmente en ver los problemas de migrantes pero de una forma muy tibia y ante las graves violaciones de los derechos humanos en el estado su intervención fue casi nula”.

En relación al apoyo que han tenido los familiares de los desaparecidos por parte de la instancia que encabeza Heriberto García, recordó el líder social que con Javier Sánchez Corona –el anterior Procurador– había una estrecha comunicación y una preocupación del tema, pero con el actual no han tenido acercamiento.

Por el contrario, explicó García Leyva, en lugar de apoyar a las asociaciones existentes el Procurador de los Derechos Humanos impulsa y promueve la creación de otros organismos para construir su propio equilibrio y restar fuerza a los organismos que no coinciden con su labor.

A pesar de ello el Abogado mencionó que en enero buscarán un acercamiento con el Ombudsman estatal. “Lo intentaremos por cuestiones de procedencia y de esa manera seguir a otras instancias sobre todo internacionales. Hay que recordar que primero es necesario agotar las instancias locales y nacionales, para poder acudir a las internacionales”.

Se debe “sacudir” la línea

Fernando Ocegueda Flores, presidente de la Asociación Ciudadana contra Impunidad en Tijuana, exhortó al procurador de los Derechos Humanos, Heriberto García, a “sacudir un poco la línea que le marcan desde el Gobierno del Estado”.

Aun cuando es consciente de que existen intereses muy fuertes por tratarse de un cargo que impone el Congreso y no los ciudadanos, le dio un voto de confianza al Procurador, no sin antes pedirle que asuma “una actitud más crítica” al momento de exigir a las autoridades ministeriales resultados en materia de investigación.

También le recomendó “sensibilizarse” ante las demandas que plantea la ciudadanía en materia de procuración de justicia. Esto porque en 10 semanas que llevan manifestándose los viernes en Centro de Gobierno, con el fin de exigir el esclarecimiento de las desapariciones de sus seres queridos, ningún representante de la PDHBC se ha acercado a ellos: “Creo que la Procuraduría debe apoyar a este tipo de movimientos que son muy sensibles. Es una falla que no se estén acercando. Heriberto tiene la línea que le marcan allá arriba… Tal vez si se la sacude también lo corren, como le ocurrió a Sánchez Corona, pero tiene que saber mediar ese tipo de situaciones con el fin de garantizar el respeto a los derechos humanos de la ciudadanía”.

Acciones “Light”

Raúl Ramírez Bahena, presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, aseguró que a más de cinco meses de ocupar el cargo, García García “no ha dado información pública relevante sobre Recomendaciones o acciones efectivas de protección y defensa de los derechos humanos”.

El también ex Procurador de los Derechos Humanos en el Estado, con residencia en Mexicali, sostuvo que el trabajo de Heriberto García se ha concretado a girar comunicados de prensa sobre proyectos y convenios firmados con organismos públicos y privados.

“Acciones light que no comprometen ni señalan los abusos de la autoridad”.

Para colmo, Ramírez denunció que el Ombudsman sólo se ha manifestado a través de “actos cómodos y lucidores de ciertos grupos vulnerables”, pero ha olvidado a los familiares de desaparecidos, las víctimas de la violencia, las comunidades lésbicas-gay y los grupos étnicos nativos y migrantes del Estado.

“Lo más delicado es que no ha dado seguimiento a la acción de inconstitucionalidad de su antecesor (no en términos de criterios personales del nuevo Procurador), sobre las reformas al Artículo Séptimo de la Constitución de Baja California, que criminaliza el aborto”.

En relación al tema penitenciario, Ramírez Bahena aseguró que el actual Procurador de los Derechos Humanos no le ha entrado de lleno al problema existente, sobre todo con lo que tiene que ver con el seguimiento a la recomendación girada por su antecesor sobre los actos ocurridos en septiembre de 2008 en el penal La Mesa de Tijuana.

De las recomendaciones presentadas por la PDHBC ante el Congreso del Estado en su informe de labores 2009, comentó que todo indica que fueron giradas en base a quejas recibidas en la gestión del anterior Procurador, Francisco Sánchez Corona.

Recordó que desde el siglo XIX, cuando fue instituida en Suecia la figura del Ombudsman o Procurador de los Derechos Humanos, las recomendaciones han servido como mecanismo de “equilibrio de poderes”, además que ayudan a controlar y denunciar los excesos y errores de los gobernantes. De ahí la importancia y relevancia de las mismas.

“Hoy en día, un Ombudsman efectivo es aquel que incomoda al régimen en turno. Ése es su trabajo, aunque los gobernantes hacen todo por impedir su nombramiento o ratificación, en caso de considerarlo incómodo, echando mano de los usos y costumbres de la partidocracia mexicana, lo que da al traste con los objetivos y mecanismos auto regulatorios del Estado, porque el Ombudsman representa al Estado que vigila al Estado”.

Aseguró que Baja California dista mucho de ser un estado que ha logrado la erradicación de la violación de los derechos humanos por parte de autoridades locales, estatales y federales, como para estar libres de recomendaciones.

“Al contrario, es quizás en mi opinión, una de las entidades de la República más atrasadas y con más bajo nivel en cuanto a una Cultura de los Derechos Humanos, lo que da pie a la impunidad al no contar con políticas públicas estatales y municipales en la materia”.

Olvida a grupos vulnerables

Encargada del Programa de Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana de Tijuana, Sara Amelia Espinosa Islas, es de la idea que la PDHBC no está atendiendo la demanda de grupos vulnerables de la sociedad.

La también Maestra en Estudios de la Mujer por la Universidad Autónoma Metropolitana de Xochimilco (UAM-X), consideró que la labor de García García ha estado más enfocada a la vinculación institucional y al área educativa, es decir a lo preventivo.

“No vamos a negar la importancia de ese nivel de intervención, sin embargo, como ha sido el común de las comisiones de derechos humanos, dejan fuera temas como: La comunidad Lésbico-gay, los derechos de la mujer, no sólo en el tema de la violencia intrafamiliar, sino también en el caso de los feminicidios”.

De los desaciertos cometidos en este casi medio año de gestiones, dijo que uno de los principales ha sido la “poca presión pública” que ha ejercido cuando se trata de “ciertas violaciones” a los derechos humanos. Ejemplificó: La acción de inconstitucionalidad que presentó el anterior Procurador, Francisco Sánchez Corona, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en relación al artículo Séptimo de la Constitución Política de Baja California, referente al tema del aborto.

“No se ha tenido claro el seguimiento a la misma, estamos en expectativa si esto se diluyó con el cambio de gestión o el actual Procurador, en congruencia con su figura como defensor de los derechos humanos en el Estado, ha estado al pendiente”.

La Académica e Investigadora de tiempo completo, quien calificó a Heriberto García como un hombre de ideas avanzadas, le pidió que en “verdad trabaje” para que la Procuraduría de los Derechos Humanos regrese a sus orígenes: Un espacio ciudadano para la defensa de los derechos humanos.

“Que no titubee”

Con todo y que el presidente del Comité Ciudadano de Seguridad Publica de Playas de Rosarito, Ricardo Moreno Villa, calificó como positivo el trabajo realizado por Heriberto García, le exigió “no” titubear al momento de emitir recomendaciones a autoridades transgresoras de los derechos humanos.

En el llamado Quinto Ayuntamiento expuso, la Procuraduría ha cumplido con su función, a pesar de contar con poco personal y recursos para ello, por lo que de paso hizo un llamado a las autoridades para contratar a más personas para atender las quejas.

“Quizá lo que falla es que al ser el municipio con mayor número de residentes extranjeros en el país, el personal (de la PDHBC) debería ser bilingüe, por lo demás, hay buena coordinación entre esa oficina y este comité, ya que incluso nosotros hemos canalizado algunos casos”.

Exhortó al Ombudsman para tener mayor acercamiento con los diferentes grupos sociales de la entidad, esto con el fin de lograr que la gente se acerque con confianza a la institución.

“Una vez que esto se logre, se tienen que atender los justos reclamos con prontitud, porque los ciudadanos estamos cansados que hasta para hacer valer nuestros derechos elementales exista burocracia”.

Moreno Villa señaló que el Procurador de los Derechos Humanos tiene la obligación de emitir recomendaciones “bien fundadas” y “puntuales”, pues en Baja California se siguen cometiendo atropellos con el pretexto de la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico, “lo cual no es válido”.

“Que no titubee en emitir las recomendaciones pertinentes cuando así se requiera. Cuando la gente acude a esta instancia (PDHBC), es con la esperanza e ilusión de ser atendidos en sus lastimosos casos”.

Nada que recomendar

Francisco Sánchez Corona, ex procurador de los Derechos Humanos en Baja California, precisó que todas las recomendaciones que García García presentó ante los diputados en el informe 2009, fueron atendidas y emitidas durante su gestión al frente de la PDHBC.

“Lo que está informando de las recomendaciones y buena parte del trabajo presentado (por el actual Procurador), fue algo que corresponde al periodo de tu servidor. De hecho todas las recomendaciones son de nosotros”.

Aun cuando prefirió no polemizar sobre los señalamientos que lanzó Heriberto Garcia en el informe de labores, en el que denuncia que al llegar a la institución “encontró un estado de los recursos humanos, materiales y financieros… poco acorde con las expectativas que los ciudadanos tienen sobre un organismo público de derechos humanos”, aseguró que estos señalamientos salen sobrando.

“Este asunto que hace de las observaciones de los documentos y certificaciones, son cuestiones que cada titular le imprime… Es una cuestión meramente de forma y como cada Procurador trabaja”.

Explicó que en el caso de las vacaciones, existían trabajadores que presentaban un rezago en las mismas, pero después de un análisis administrativo determinaron que las podían tomar sin causar ningún agravio al erario público, porque simple y sencillamente los periodos ya estaban considerados.

“No hay ninguna irregularidad administrativa, ya fue calificada la cuenta pública por el Órgano Superior de Fiscalización. Ya fue sometida a la Comisión correspondiente del Congreso. Fue aprobada por el pleno hace dos o tres semanas, entonces lo que se diga en el informe sale sobrando”.

En relación al seguimiento que ha dado la PDHBC a la recomendación por los motines del penal La Mesa en 2008 y la acción de inconstitucionalidad contra las reformas a la constitución de Baja California que prohíben despenalizar el aborto, comentó que en el primer caso el asunto fue turnado a la CNDH, instancia que emitió, a su consideración, “una recomendación sumamente ligera”.

En cuanto a la acción de inconstitucionalidad presentada ante la SCJN, explicó que hace tres o cuatro semanas se vencía el periodo para que la PDHBC enviara sus alegatos a la SCJN, pero dijo desconocer si éstos finalmente se presentaron.

Calificó como una “omisión muy grave” que en el informe de actividades García García no informara sobre el recurso presentado ante el Máximo Tribunal del país, pues ha sido un punto sensible para muchas organizaciones sociales en el Estado.

Dio a conocer que antes de finalizar su gestión al frente de la PDHBC, se encontraban en estudio entre tres y cuatro posibles recomendaciones, sin que hasta el momento se tenga precisión y certeza de lo que ha pasado con ellas.

Enrique Tellaeche, vocero de la PDHBC, informó que el 4 de noviembre el procurador Heriberto García García se “apersonó” ante la SCJN, con el fin de presentar los argumentos de la acción de inconstitucionalidad que presentó su antecesor por la prohibición que hicieron los diputados locales para despenalizar del aborto.

Aun así, activistas y líderes sociales de Baja California consideran que García García tiene que asumir una actitud más apegada a los intereses de los ciudadanos y no a favor de los gobernantes en turno.

http://www.zetatijuana.com/html/EdicionActual/Reportajez_Procuraduria_Light.html

No hay comentarios.: