miércoles, 23 de diciembre de 2009

Los derechos iguales en virtud de la ley necesitan una consulta ciudadana ¡nunca!



La mayoría de los gabachos en los Estados Unidos habían una vez un miedo irracional hacia los afroamericanos que se llama el racismo, y por eso no fue hasta el año 1965 que los afroamericanos lograron derechos iguales en virtud de la ley en su país.

La Ley de Derechos Civiles ("Civil Rights Act" en inglés) que dieron los derechos iguales en virtud la ley a los afroamericanos y otra gente de color fue iniciado y aprobado por el Congreso de los Estados Unidos. Había sido la ley votada por la consulta popular civil, probablemente no habría sido aprobado por la ignorancia y la intolerancia que prevaleció entre la mayoría de los gabachoestadounidenses.

Asimismo, los homosexuales no tienen derechos iguales en virtud de la ley en la mayoría de las jurisdicciones del mundo de hoy por el temor irracional hacia los homosexuales (la "homofobia") por parte de la mayoría de los heterosexuales. En la mayoría de los casos, este miedo irracional es basada en las creencias religiosas sobre la homosexualidad que se manifiesta del Medio Oriente antiguo.

Como he escrito antes, una de las funciones de las legislaturas y el sistema judicial es proteger a la minoría inofensiva de la tiranía de la mayoría. En el caso de la legalización del matrimonio entre las personas del mismo sexo en la Ciudad de México, será la obligación de la Suprema Corte de la Nación para defender la igualdad de derechos de los homosexuales en el Distrito Federal si el desafío a la nueva ley matrimonial por parte del Partido Atrasado Nacional (PAN) llega hasta la Suprema Corte.

Las parejas homosexuales también tienen derecho a adoptar niños. En los países donde ya es legal, la investigación ha mostrado que la mayoría de las parejas gay y las parejas lesbianas son buenos padres; que sus niños adoptados crecen bien sin transtornos emocionales, y que los padres homosexuales son preferibles a los niños que crecen sin padres en un orfanato. Por lo tanto, si la mayoría de la Suprema Corte decide correctamente, los homosexuales se mantienen estos dos derechos legales.

El reto amenazado por parte del PAN no es ninguna sorpresa. Tiene una agenda conservadora social semiteocrática.

Los legisladores de la Pandilla de Rateros Institucional (PRI) desempeñó el papel de cobardes por la abstención en la votación para dar a los homosexuales los derechos iguales en virtud de la ley. En su lugar, mandaron a su perro faldero, el Partido de Juniors Millionarios (PVEM) que no hace nada para el medio ambiente de México, a votar en contra de la igualdad de derechos en virtud de la ley para los homosexuales. Ahora, el PVEM no sólo es el único Partido Verde en el mundo que propone la pena de muerte; es el único Partido Verde en el mundo que no favorece la igualdad de derechos en virtud de la ley para los homosexuales, aunque la mayor parte de México sabe que su "Niño Verde" es gay.

Aunque muchas de las posturas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido del Trabajo (PT) no están de acuerdo con las posturas del libertarismo liberal, muchas de sus posturas sobre los derechos humanos son de acuerdo como en este caso de la igualdad en virtud de la ley para los gays. (También como los libertarios liberales, no están a favor del aumento de los impuestos federales). Por eso nosotros los libertarios liberales saludamos a los legisladores de esos dos partidos en el Distrito Federal para la aplicación de la igualdad a pesar de la hostilidad se espera por parte del PAN y también la Iglesia Católica que los medios de comunicación mexicanos tratan como la cuarta rama del gobierno por toda la publicidad gratuita que dan a sus obispos de México (la mayoría homosexuales hipócratas del closet) que meterse en la política, y que deben en lugar callense sus pinches bocas a fuera de su institución de la ignorancia y la intolerancia.

notas relacionadas

No hay comentarios.: