sábado, 2 de enero de 2010

Un deseo liberal de 2010 para México:













De los 107 millones de Mexicanos, aproximadamente 77 millones son católicos por el bautismo infantil, pero solo una fracción de ellos son devotos de la fe que asistir la misa con regularidad.

Aunque muchos de los medios de comunicación mexicanos tratan la Iglesia como la cuarta rama de gobierno con toda la publicidad gratis que dan a los obispos sobre las posturas de la Iglesia, la mayoría de los católicos mexicanos no les importan las posturas políticas, sociales, y morales de la Iglesia.

La Constitución, la Ley de Asociaciones Religiosas y el Código Federal Electoral prohíben a "los ministros de culto asociarse con fines políticos, realizar proselitismo a favor de candidato, partido o asociación política alguna, siguiendo el principio fundamental de la separación de la Iglesia del Estado".

La inducción de los ministros (de culto) a la abstención, el llamar a votar por alguien o para no hacerlo, en los lugares de culto o en medios de comunicación, constituyen infracciones a las leyes.

Las sanciones por esas infracciones entre otras están 20,000 días de salario (unos $104,000 pesos), y la cancelación del registro a la asociación religiosa.

Distintos integrantes de la Iglesia Católica difundieron un catálogo de pecados electorales, que contiene sus opiniones respecto al voto y un llamando a no votar por aquellos partidarios del aborto, la manipulación del embrión, el matrimonio legal y la adopción de niños entre las parejas del mismo sexo, entre otros temas.

Nosotros los libertarios liberales mexicanos deseamos que el PRD sigue con que el PSD empezó en 2007: Exige que el gobierno federal hace cumplir estas leyes que prohiben las eclesiásticas de meterse en los asuntos politicos y para mantener sus bocas calladas a fuera de sus instituciones religiosas.
nota relacionada

No hay comentarios.: