sábado, 5 de febrero de 2011

Medina Mora todavía no tiene nada mejor que hacer que siga siendo indignado sobre un pinche estupidés del BBC

Se comporta como un pavo real con sus plumas erizadas.

EL CAPÍTULO del embajador de México en Gran Bretaña, Eduardo Medina Mora, y la BBC todavía no está cerrado. El diplomático, quien ha destacado su labor por este diferendo, todavía no acepta la disculpa de Richard Hammond, conductor de Top Gear y de la producción del programa de televisión, por haber ofendido a los mexicanos y a tan alto y flemático miembro de la diplomacia mexicana, quien en 14 meses al frente de la representación no había aparecido en la escena. Nos dicen que don Eduardo espera más que una disculpa por internet o de un comunicado; quiere una retractación pública de los conductores en la emisión del domingo. Lo que no queda claro es si el embajador anda por la libre o tiene la venia de la canciller Patricia Espinosa. Lo que nos dicen es que don Eduardo no está velando por su presente, sino calculando su futuro.

Vínculo al reportaje

No hay comentarios.: